Una nueva “lección magistral” del increíble Bobby McFerrin. Divertida e instructiva. Como el propio McFerrin explica, al final de su “experimento” con el público asistente, en cualquier parte del mundo, independientemente del país, de la cultura, de los conocimientos musicales que el público tenga, siempre “aciertan”. Eso demuestra que la escala pentatónica es una de las estructuras de mayor grado de universalidad a nivel comunicativo. No hacen falta las palabras, no hacen falta conocimientos de solfeo, no hace falta saber cantar… la música es un lenguaje de comunicación universal, al alcance de cualquier ser humano. ¡Bravo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies